Aniversario en la Ciudad de las mil y una noches. Marrakech.

¡Feliz viernes!, como ya anuncié en mi página de viajes, voy a intentar dedicar mi primer post de cada mes, o al menos una parte de éste, a una de mis aficiones, recorrer rinconcitos del mundo.

En el mes de julio voy a hablaros de mi lugar elegido para celebrar con una escapada mi primer aniversario de boda, hace ya casi un año, Marrakech. Me pareció una ciudad que no deja a nadie indiferente, o te enamora o no te parece un sitio para volver…en mi caso debo decir que me encantó recorrer su zoco, visitar sus lugares de interés, ir de excursión al Atlas, y sobre todo conocer una cultura con algunas costumbres muy diferentes a las nuestras, y más en época de Ramadán, que aparte de haber empezado esta semana coincidió también con nuestro viaje del año pasado.

Aterrizamos en el aeropuerto de Marrakech sobre sobre la hora de la puesta de sol, en la que los marroquíes corren a sus casas para comer y beber, ya que no pueden hacerlo durante el día. Nos disponíamos a coger un taxi hasta el hotel, al precio que nos habíamos informado por internet, que era razonable apalabrar antes, había un montón de taxistas hablando en voz alta y ninguno aceptó a llevarnos por lo equivalente creo recordar a unos 15 euros, hasta que amagamos con ir hacia la parada del autobús, que vinieron a por las maletas para llevarnos por lo que ofrecíamos. El trayecto era corto, y menos mal, porque  condujo deprisa, pegándose al de delante y zigzagueando entre los carriles, al llegar se disculpó, dijo que era por el Ramadán. No fue la mejor llegada, pero todo fue mejorando.

Elegimos el hotel Hivernage, a escasos metros de la medina, y la verdad es que estaba fenomenal. Mucha gente prefiere alojarse en los clásicos rihad que hay en el interior de la medina, pero para el que elija hotel este me parece muy recomendable, se trata de un hotel francés, pero con la decoración típica marroquí. Tiene piscina, spa, discoteca y restaurante en la azotea con unas vistas espectaculares de toda la medina, y un desayuno a la carta que estaba bien.

image image

Dejamos las maletas y , fuimos a tomar algo a la plaza de Jamaa el Fna, que me encantò, elegimos el Café París por sus vistas, aunque hay un montón de puestos en la plaza donde tomar algo. La primera noche me impresionó la llamada al rezo, que hasta aquel momento sólo había visto en películas y documentales.

image image

Justo en frente del Café París, tenía su puesto un hombre con su hijo, y de entre los cientos de vendedores me resultó tan amable que volvimos el último día a comprar un farolillo. Allí hay cosas preciosas y muy interesantes, pero hay que tener presente el tema del regateo a mí se me da algo mal, y como volábamos sin facturar, me controlé mucho con las compras. Estas son algunas de las cosas que compré, y algunas que recomiendo comprar.

image image image image blog5

No hay que olvidarse de las especias, cuero, alfombras y aceite de argán, pero hay que preparar una maleta grande. En cuanto a la ropa que llevé, elegí cosas frequitas, ya que estuvimos en época de mucho calor, aunque tuvimos bastante suerte, porque no llegó a ser insoportable. Es imprescindible llevar un gorro si vas en verano, aunque puedes hacerte con uno allí.

Hicimos las visitas típicas y una excursión al valle de Ourika, a los pies del Atlas, en el que veranean muchos marroquíes de forma curiosa, porque montan auténticos salones en medio de la naturaleza. La excursión incluía paradas para conocer la fabricación del aceite de argán, la cerámica de allí, y una visita a una casa berebé. La excursión del desierto no la pudimos hacer porque yo estaba embarazada de 4 meses y era arriesgado dormir allí, pero estoy segura de que merece la pena, y si vuelvo la haré.

image

Tumbas Saadies.

image

Interior del Palacio de Bahía.

image

Palacio El Badi.

image

Palacio El Badi.

. image image image image image image

blog5.2

La Koutoubia.

 

image

Madrasa Ben Youssef.

image

Como anécdotas, debo contar que cuando salgo de España no suelo actualizar la hora, ya que se encarga el móvil, y en esta ocasión reflejó una hora menos, cuando en realidad la diferencia horaria era de dos horas respecto a España (la diferencia horaria con Marruecos es de una hora en invierno, y oscila entre una y dos horas menos en verano, debido a que el cambio horario allí se realiza más tarde), como consecuencia de mi error, llegamos los primeros a la excursión, y fue cuando entendimos por que bajábamos los primeros todos los días a desayunar.

De una cultura tan diferente de la nuestra, me llamó mucho la atención que no se ven muestras de cariño entre hombres y mujeres, sin embargo entre hombres es normal el saludo con efusivos abrazos y besos en la boca, así como que en la medina las terrazas están llenas de hombres y si hay alguna mujer, ésta es extranjera.

Respecto al Zoco, hay que andar con ojo porque a veces intentarn liarte, lo mejor es informarte de todo en el hotel aunque a veces es complicado localizar algún sitio de interés dentro de la medina, ya que al menos a mí me resultó imposible encontrar un buen mapa de ésta. Y para ver el enorme contraste, puedes dedicar una tarde de tu viaje a pasear por el barrio de Gueliz, que es como volver a Europa a escasos kilómetros de la medina. Espero que os haya gustado, y que os animéis a visitar una ciudad tan llena de encanto. El mes que viene volveré a empezarlo con un post dedicado a viajes; por cierto, ¿habéis elegido ya vuestro destino para estas vacaciones?. Yo acabo de hacerlo, así que me reservo los sitios para futuros comienzos de mes.

 

Mi look semanal es el elegido para un “viaje relámpago” a la playa, donde  asistiré a la boda de una buena amiga.

La camiseta de “sí quiero”, con el dibujo de los Manolos Hangisi, que puso tan de moda Carrie Bradshaw, al ser con los que Mr. Big le pidió matrimonio creo que es muy propia para viajar rumbo a una boda; es de Front Row, por ahora sólo se pueden comprar a través de su página de Facebook. Los vaqueros son de Pull & Bear, y las bailarinas de Zara, antiguas. La maleta con dibujo de Nueva York, es de Salvador Bachiller, tengo otra grande de París y una pequeña de Madrid, son de hace un par de años

7 3 2 5 6

Para Alejandra, os enseño un vestido, que es la última obra de mi madre con su amiga, me parece precioso, de hecho creo que lo elegiré para una sesión de fotos que tenemos pronto. blog 5

Ya me despido hasta la semana que viene, que os enseñaré las cosas que me han acompañado en mis primeros días de playa de este año junto con las que he preparado para Alejandra, aunque a ella le tocará esperar un poquito más para su primer contacto con la arena y las olas; mi look para la boda y mis compras en las rebajas.

¡Qué tengáis una semana fantástica, y hasta el próximo viernes!

Anuncios

3 pensamientos en “Aniversario en la Ciudad de las mil y una noches. Marrakech.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s