Una habitación de cuento, para una princesa.

¡Buenos días!

Este viernes me estreno con mi primer post-deco. Y voy a enseñaros la última habitación de la casa que hemos amueblado, la habitación de Alejandra. Se trata de una habitación pequeña, por lo que nos vimos un poco condicionados a la hora de elegir los muebles, ya que no queríamos que diera sensación de agobio al entrar, y quedamos bastante contentos con el resultado final.

El rosa no podía faltar en los detalles de una habitación para la bebé, pero no quería que fuera todo de ese color, por lo que barajé dos opciones para combinarlo, el beige o el gris claro. Ambos colores me encantan para bebé, en realidad me gustan para ropa y decoración, tanto de bebés como de mamás, pero me costó decidirme hasta el punto, que sin tenerlo claro compramos la pintura beige, y al día siguiente volvimos a cambiarla por la gris, porque encontramos unos muebles que se ajustaban totalmente a lo que buscábamos tanto en estilo, como en color y tamaño, y tenían detalles en gris y rosa, por lo que fueron determinantes para decantarnos por el gris.

Pintamos la habitación en un gris muy suave, y elegimos un estor con topitos del mismo color, que encajaba a la perfección con unas lámparas de Ikea (de mesa y techo), también blancas con topitos en gris, y acordes con el estilo romántico que queríamos para la habitación.

En cuanto a los muebles, después de dedicar tardes y tardes a recorrer todas las tiendas de muebles de Madrid que se nos ocurrieron, dimos en primer lugar con la cuna perfecta. Yo quería algo aprovechable, que le sirviera también como minicama, para que pudiera durarle unos años más, pero los típicos módulos cuadrados y grandes, quitaban mucho espacio de la habitación, además de no convencerme al cien por cien, cuando una tarde vimos la cuna que se ajustaba a todas nuestras exigencias. Se trata de una cuna transformable en minicama, de madera maciza blanca, con molduras que le dan el toque romántico que buscaba, y que me encanta como queda con colcha y cojines de Zara Home en tonos rosa claro, y unos banderines que encontré en internet. El problema vino, porque es de una marca holandesa, Bopita, que tenía bastantes complicaciones para realizar el envío a España, por lo que tuvimos que esperar unos tres meses hasta recibirla, pero como teníamos el moisés, y no urgía, me decidí a esperar, porque no encontré nada que me encajara tanto, y la verdad es que la espera mereció la pena, porque la cuna me tiene más enamorada cada vez si cabe.

El resto de muebles son una cómoda y un escritorio, que por ahora utilizo yo, acompañado de silla modelo Luis XV, todo de La Maison du Monde elegido por mi marido y que me encantó desde que me lo enseñó.

El espejo en un gris más oscuro que el de la pared, es de Zara Home, y de cuadros  compré dos con detalles dulces en La Maisson du Monde, y otro hecho con su nombre, que fue un regalo que nos encantó.

Para terminar y dar un poco más de rosa al conjunto, pusimos baldas de Ikea y tiradores de Zara Home de este color.

Espero que os guste el resultado, tanto como a nosotros, sólo falta un juguetero con un toque personal, que tengo que hacerle cuando saque un poco de tiempo.

image image image image image image

image

 

 

Para terminar, os voy a dejar un look muy peculiar que utilicé para una barbacoa familiar durante las vacaciones. La peculiaridad está en el tejido de la camiseta, que es de neopreno, parece que este tejido reservado para los surferos, ha salido de las olas para introducirse en las pasarelas,  personalmente, me gusta porque se sale de lo habitual, aunque para los días calurosos no es el más apropiado.

La camiseta la conseguí comprando por internet, y tiene un dibujo igual, de Marilyn Monroe tanto por delante como por detrás, en tonos rosas y azules pastel, que me encantan para verano.

La combiné con unos shorts rosas de Lee, y bolso de mano de Oysho que me habéis visto de sobra en publicaciones anteriores. Por último llevaba unas de mis Havaianas, que son de la misma combinación de colores que la camiseta, para un día que iba a ser de piscina, pero que acabó no siendo todo lo caluroso que esperábamos.

image image image

image

Para Alejandra en esa ocasión , elegí un vestidito rosa con pololos de Zara Home Kids, que le compró su padre y le he puesto un montón porque me encanta. La verdad es que me gusta mucho la ropita de niños que tienen, ya he echado un vistazo a la nueva temporada, y hay unas cosas monísimas, pero voy a esperar porque suelen enviarme al correo días que de vez en cuando, ponen rebajas en toda la tienda.

image

Y otra semana más, esta siendo otra vez puntual publicando, me despido, no sin desearos que disfrutéis estos últimos días del verano, que ha pasado casi sin darnos cuenta.

¡Hasta la semana que viene!.

 

Anuncios

4 pensamientos en “Una habitación de cuento, para una princesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s